Posts By Consultorios y Farmacias

Importancia del farmacéutico en la sociedad

Importancia del farmacéutico en la sociedad

Miles de españoles atraviesan diariamente las puertas de una farmacia, incluso podemos afirmar que hay también una farmacia por cada 3.000 habitantes para garantizar una distribución geográfica homogénea, lo que permite la igualdad de acceso a la asistencia para todos.

Pero, ¿realmente conoces el papel de tu farmacéutico? ¿Sólo existe para almacenar medicamentos, validar recetas y entregar medicamentos recetados por médicos?

Tu farmacéutico, un profesional de la salud

El farmacéutico dispensario, que trabaja en una farmacia donde los medicamentos se distribuyen al público, es un profesional de la salud por derecho propio.

Licenciado y doctor en farmacia por el Estado, está inscrito en la Orden Nacional de Farmacéuticos, organismo profesional que agrupa a todos los farmacéuticos de España. Esta estructura regula la profesión garantizando el nivel de competencia de los farmacéuticos y el acceso a una atención de calidad, por lo tanto, tu farmacéutico está sujeto al código deontológico profesional.

El farmacéutico y en el marco de su profesión, tiene varios cometidos:

Comprueba la validez de la receta prescrita por el médico.

Dispensa el medicamento y se asegura de que se utiliza correctamente (por ejemplo, recordándonos los métodos de administración).

En caso de duda sobre la dosis, contraindicaciones o posibles interacciones farmacológicas en función de la afección del paciente, deberás ponerte en contacto con el médico que te recetó la receta.

Realiza preparaciones magistrales (preparaciones hechas para un paciente según prescripción médica por una determinada enfermedad) y preparaciones compendiadas, que son preparaciones destinadas a ser suministradas directamente a los pacientes de una farmacia según las indicaciones de la farmacopea, trabajo enciclopédico que enumera todas las sustancias que pueden ser utilizadas en la composición de un fármaco.

Tu farmacéutico  es un asesor de confianza

Disponible sin cita previa, es uno de los profesionales imprescindibles en primeros auxilios, ya que ofrece asesoramiento farmacéutico y lo remite a otros profesionales de la salud si es necesario (médicos generales o especializados o incluso urgencias).

Por ejemplo, si tu hijo acaba de cortarse o quemarse tu farmacéutico sabrá cómo valorar la gravedad. Si la lesión es superficial, él o ella podrán aliviar a tu hijo y brindarle el cuidado necesario, si no, te aconsejará que acudas a un médico.

Tu farmacéutico también te aconsejará sobre el uso adecuado de un medicamento con o sin receta médica, algo que se realiza muy a menudo en los productos de venta libre para tratar pequeños dolores y molestias (por ejemplo dolores de garganta, resfriados, dolores y molestias menores, etc.).

Tu farmacéutico, un interlocutor privilegiado

Si tu farmacéutico es un asesor de confianza para todas las cuestiones relacionadas con la salud, también es un interlocutor privilegiado, ya que te conoce muy bien y también a los miembros de tu familia, porque procesa y supervisa vuestros historiales médicos, os asesora y establece una verdadera relación contigo.

Su capacidad de escucha y su rigor le permiten responder eficazmente a sus peticiones, dándote un asesoramiento personalizado.

Tu farmacéutico, un profesional local

El farmacéutico es también un profesional local que garantiza el acceso a los medicamentos en todo momento, día y noche, incluyendo fines de semana y días festivos.

Estas farmacias “de guardia” están abiertas fuera de los días hábiles habituales. De esta manera, los ambulatorios hacen turnos para responder a las emergencias en cualquier momento.

El farmacéutico, un profesional de la salud local, asegura una disponibilidad permanente y tranquilizadora para todo el mundo, ya que él o ella responde a cualquier pregunta que puedas tener, te aconseja y te guía, si es necesario, a un médico de emergencia u otro profesional de la salud.

Con su alta disponibilidad, tu farmacéutico es una pieza clave en el campo de la asistencia sanitaria local, que mejora constantemente la atención al cliente satisfaciendo las expectativas del público.

Nota: Este artículo no sustituye la consulta médica o el consejo de un profesional sanitario.

La Farmacia en España

La Farmacia en España

Se espera que el mercado farmacéutico en España aumente su valor de 23.700 millones de euros en el 2018 a 25.100 millones de euros en el 2021, señaló la firma de investigación y consultoría GlobalData en un informe publicado en abril de 2017.

El pronóstico representa una tasa de crecimiento anual compuesta cercana al 1%

El crecimiento está siendo impulsado por la consolidación del sector biotecnológico, el apoyo gubernamental, una infraestructura que fomenta la innovación, la disponibilidad de mano de obra altamente cualificada y una relación precio-beneficio favorable de la mano de obra humana.

También se cree que el envejecimiento de la población desempeña un papel clave en la evolución del sector sanitario español hasta el año 2021.

Según GlobalData, la introducción de incentivos fiscales al gasto en I+D por parte del Gobierno español ha aliviado el impacto de las medidas de austeridad introducidas en 2010, recuperándose de esta forma un poco de la industria farmacéutica.

Tras la introducción de las medidas de contención de precios por parte del Gobierno español, que incluían la formación de grupos homogéneos de productos sustituibles para que los farmacéuticos pudieran suministrar el medicamento más barato, la eliminación del período de dos años que existía para que las empresas farmacéuticas redujeran el precio de sus medicamentos por debajo del precio de referencia y la obligación de que los farmacéuticos dispensaran el medicamento más barato disponible, el mercado farmacéutico se contrajo en un 13,7% entre 2010 y 2014.

En 2015, la industria farmacéutica española invirtió 1.200 millones de euros en I+D tras la introducción de incentivos fiscales, una medida que ha creado una sólida base de I+D. Se espera que la demanda de medicamentos innovadores contribuya a impulsar el mercado farmacéutico local.

El gobierno también está invirtiendo en la implementación de historias clínicas electrónicas y el uso de tecnologías de información y comunicación para integrar los servicios de los hospitales públicos con los del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Estos esfuerzos serán de gran ayuda para la industria

La introducción de los servicios de salud en línea permite a los pacientes concertar citas y obtener recetas en línea, lo que mejora el acceso y por tanto, impulsa el sector sanitario.

El mercado farmacéutico es un reto para España

La pérdida de patentes en los últimos años, la llegada de genéricos y biosimilares y la dificultad de desarrollar moléculas 10 veces más complicadas que hace 30 años, han sido factores importantes que han afectado el crecimiento del mercado farmacéutico. Además, la llegada de la crisis financiera y económica en 2008 ha obligado a los gobiernos a adoptar medidas de reducción del gasto público, lo que no ha ayudado demasiado.

En el caso de España y según la IMS, las perspectivas entre 2014 y 2018 no son muy positivas para el mercado farmacéutico español, sólo se espera un crecimiento anual del 0,9% (±1,5). Frente al mercado global, que estima un crecimiento entre 4 a 7% en el mismo periodo de tiempo.

Algunos de los indicadores que mostraron el comportamiento del mercado farmacéutico en España:

  • En agosto de 2014, el gasto farmacéutico público en farmacias a 12 meses ha sido inferior al récord histórico de 3.420 millones de € (- 27%).
  • España se desvía de la media de la zona euro en el gasto farmacéutico público total per cápita. En 2013 cayó un 20,2% por debajo del valor de referencia en la zona euro. El gasto en salud pública también está un 36% por debajo de la zona euro.
  • Los medicamentos más baratos (PVP< € 3,50) se han convertido en casi la mitad de los medicamentos financiados en 2013.
  • En 2013 se han vendido un 40% más de unidades de medicamentos genéricos vendidos hace apenas 4 años.

Sin embargo esto debe cambiar, el mercado farmacéutico puede ser una gran oportunidad para el mercado global español por cuatro razones:

Innovación: el mercado farmacéutico es el primer sector en innovación, además debemos saber que la probabilidad de muerte se reduce cuando los más innovadores son los fármacos. En 2012 representó el 20% de la I+D industrial española.

Productividad: es la segunda más producida del país, más de un 50% superior a la media de la industria en 2012.

Exportación: ocupa el quinto lugar en exportación.

Empleo: es una fuente de empleo importante.

Para permitir el crecimiento de la industria farmacéutica y convertirla en una buena oportunidad para la economía del país, hay que tener en cuenta una serie de premisas. En primer lugar, el gasto farmacéutico y la asignación de medidas de control de precios deben ajustarse a la UE.

También se debe potenciar la innovación, por lo que el proceso de evaluación de medicamentos debe ser ágil, transparente e independiente, en el que los valores sean la dinámica del proceso de innovación.

Siempre con el objetivo de crear un sistema nacional de salud financieramente sostenible, con un nivel de cobertura acorde a la economía del país y accesible a todos los ciudadanos que les permita ofrecer los mejores tratamientos disponibles y especialmente innovadores.

La Farmacia Online en España

La Farmacia Online en España

Internet ha cambiado radicalmente el comportamiento de compra de los consumidores. Tanto si se trata de un teléfono inteligente o una tablet, todo lo que necesitas, desde moda hasta productos farmacéuticos, no hay duda de que los beneficios de comprar cómodamente en línea a través de tu dispositivo móvil es algo muy sencillo hoy por hoy.

Las compras en línea de medicamentos como suplementos dietéticos, productos para el cuidado personal o medicamentos de venta libre es una tendencia creciente que está creciendo exponencialmente de un año a otro.

Acuerdate de comprar siempre en una Farmacia Online que tenga una farmacia física autorizada por Sanidad, así evitaras problemas y falsificaciones. Este es el caso de FarmaCrema, una farmacia online con más de 30 años en su farmacia física.

Si todavía no has dado ningún paso adelante y tienes dudas sobre el tipo de medicamento que puedes o no comprar en línea, debes de saber que la compra de medicamento online es algo seguro, ya que las farmacias en línea suelen ser bastante confiables.

En este artículo respondemos a todas estas preguntas, dándoos las claves para determinar cuándo y dónde poder comprar medicamentos en línea de forma segura.

Ventajas de las Farmacias Online

Ahorro de tiempo y comodidad para el usuario son sólo algunas de las ventajas de las compras en línea para farmacias y para farmacéuticos.

A través de Internet, no sólo puedes comprar los dispositivos médicos que estás buscando, sino que también tienes acceso a toda la información de los productos que necesitas, desde recetas hasta las opiniones de otros usuarios que ya han comprado el producto.

No olvidemos las recomendaciones, consejos y directrices que deben seguirse a la hora de comprar en una de estas farmacias online.

Otra gran ventaja es que el stock de medicamentos que se puede encontrar en una farmacia en línea es mayor que la gama y variedad de medicinas que puedes comprar cuando vas a un sitio físico y es que en una farmacia física sólo puedes comprar lo que está en stock, mientras que todavía es necesario esperar uno o dos días hasta que lleguen más unidades del producto solicitado.

Otra razón por la que las compras en línea por parte de farmacéuticos y farmacias se han vuelto tan populares, es que el progreso logístico actual permite a los usuarios saber en cualquier momento cuándo estará en stock el artículo solicitado o dónde está almacenado, garantizando al mismo tiempo la seguridad y la certeza de lo que esto significa.

Si bien, los beneficios de comprar medicamentos en línea son numerosos, es importante evitar sorpresas desagradables comprándolos en los sitios web de las farmacias autorizadas para vender medicamentos, como los medicamentos de venta libre en línea.

¿Cómo saber que una farmacia Online es de confianza?

Desde 2015 ha sido posible comprar medicamentos de venta libre en Internet y es que con el fin de garantizar la salud y el más alto nivel de protección de los consumidores, la Comisión Europea ha creado a nivel europeo una etiqueta única que contiene la bandera del país en el que se encuentra la farmacia y que sólo puede mostrarse en los sitios web de las farmacias que cumplen estrictamente con todos los requisitos para la venta y el suministro de medicamentos en el hogar.

El logotipo sólo podrá ser utilizado por farmacias autorizadas que hayan superado los requisitos de la Agencia Española del Medicamento.

De esta manera, sabemos que es una farmacia en línea 100% segura donde podemos comprar medicamentos de venta libre, productos para el cuidado personal, alimentos para bebés y fórmula infantil, así como productos de lactancia materna.

Por eso es importante a la hora de comprar a través de una farmacia Online, asegurarse de que el sitio web muestre visiblemente el logotipo de la marca europea para comprobar si se trata de un sitio web legal y fiable en el que el proceso de compra y los productos garanticen al usuario el máximo nivel de seguridad.

Red de Farmacias en España

Red de Farmacias en España

La disponibilidad y mejora de la oferta farmacéutica en el contexto del aumento de la drogodependencia se está analizando actualmente como un reto importante para el sector farmacéutico en la conferencia de Buenos Aires, donde España presenta su red de farmacias como modelo.

La Federación Internacional de Farmacéuticos (IFF) reúne a expertos de todo los países para abordar desafíos como la mejora de la conciencia sanitaria, el uso racional de los medicamentos y los desafíos que plantea el aumento de la esperanza de vida.

Nos consideramos uno de los diez primeros países del mundo en el desarrollo de la profesión farmacéutica“, afirma Jesús Aguilar Santamaría, presidente del Consejo General de Farmacéuticos de España y que preside la delegación española en el Congreso.

“En España, gracias a una extensa red de farmacias, podemos llegar a toda la población dondequiera que vivan y trabajen”, continúa diciendo y es que para Aguilar, una extensa red de farmacias españolas en un mundo donde el número de farmacéuticos es cada vez más importante puede ser un modelo para los países menos desarrollados en términos de “equidad y acceso a los medicamentos“.

Es muy importante que cada medicamento siempre tenga un farmacéutico detrás

Nos enfrentamos a un reto muy importante, la cronicidad y es que estamos envejeciendo, nos estamos volviendo cada vez más adictos y dependientes de muchos medicamentos, por lo que un farmacéutico profesional desempeña una función de apoyo mucho más grande y saludable de lo que podría haber hecho en el siglo pasado.

Y es que según Aguilar, los principales profesionales sanitarios a disposición de la ciudadanía han crecido hasta convertirse en uno de los principales especialistas en este cambio de atención civil, clínica y crónica y es que en el caso particular de España, cerca de 2,3 millones de personas o el 5,1% de la población total, atraviesan las puertas de una farmacia.

El farmacéutico se convierte en un especialista en salud al mismo tiempo que un médico.

La mejora de los medicamentos de tratamiento individualizados y el suministro de los mejores productos a precios asequibles son otros retos para la industria que, según Aguilar, se abordarán a través de la investigación y desarrollo.

Esto requiere un esfuerzo conjunto de los sectores público y comercial, aunque los mayores avances de la medicina se han producido tradicionalmente en el sector privado.

El congreso, organizado por la Federación Farmacéutica Internacional (IFP) y la Federación Farmacéutica Argentina (COFA), incluye conferencias, asambleas y talleres sobre una amplia gama de temas, desde el uso de redes sociales hasta la preparación de futuros especialistas.

Y es que podemos decir que en cada esquina hay una farmacia

Pequeño, accesible, cercano y orientado al servicio, no cabe duda de que 21.968 farmacias españolas se hayan ganado la confianza de los consumidores.

Esta red que es necesaria y útil, pero que está saliendo lentamente de la crisis, está en vista de un futuro incierto, ya que muchas de estas instituciones están amenazando su sostenibilidad, sin mencionar la agonía de muchas pequeñas tiendas del país.

España es el país de la OCDE con el mayor número de farmacias por cada 100.000 habitantes, un 47,3 % ni más ni menos, mientras que el número medio de farmacias en una organización multilateral es de 25,1 %, esto es algo que tiene un impacto significativo en el desarrollo económico de las farmacias.

Esto también debe ser tenido en cuenta por las Comunidades Autónomas, que están cambiando su legislación farmacéutica.

Según el Consejo General de las asociaciones farmacéuticas oficiales, 49.429 farmacéuticos se encuentran activos, aunque también se debe tener en consideración al personal técnico y es que como dice Luis de Palacio, presidente de la Asociación Española de la Industria Farmacéutica (Fefe), aproximadamente 80.000 personas están trabajando en este momento.

Hay una farmacia por cada 2.119 habitantes en España, una farmacia por cada 15.000 habitantes en Dinamarca y 7.500 en Suecia, así que podemos decir que tenemos farmacias en el 98% de las comunidades españolas.

Historia de la farmacia

Historia de la farmacia

En una era de cambios rápidos en la prestación de atención médica, la profesión farmacéutica está experimentando un crecimiento y desarrollo significativos y aunque los farmacéuticos representan una profesión sanitaria tradicional de raíces antiguas, a menudo son vistos con considerable ambigüedad e incertidumbre por quienes no pertenecen a la profesión.

Tradicionalmente, la farmacia se consideraba una disciplina de transición entre las ciencias de la salud y las ciencias químicas y una profesión encargada de garantizar el uso seguro de los medicamentos.

A principios del siglo XX, los farmacéuticos desempeñaron el papel de boticarios, preparando productos farmacéuticos para uso medicinal. En los años cincuenta, la fabricación a gran escala de medicamentos por parte de la industria farmacéutica y la introducción de un estatuto jurídico que se limitaba a la prescripción de la mayoría de los agentes terapéuticos, limitaba el papel de los farmacéuticos a la composición, dispensación y etiquetado de los productos prefabricados.

En respuesta a esto y a mediados de la década de 1960, los farmacéuticos habían evolucionado hacia una práctica más orientada al paciente y desarrollaron el concepto de farmacia clínica. Esto marcó el comienzo de un período de rápida transición que se caracterizó por una expansión e integración de las funciones profesionales, así como por una mayor diversidad profesional y una interacción más estrecha con los médicos y otros profesionales de la salud.

Modelo de atención farmacéutica

En diversos grados y en el espectro de los entornos de la práctica y la especialización en farmacia, los farmacéuticos son reconocidos actualmente como expertos en medicamentos, cuyo papel es trabajar en colaboración con los pacientes, los médicos y otros profesionales de la salud para optimizar el manejo de los medicamentos y producir resultados positivos en la salud.

La transición actual implica una expansión del alcance de la práctica farmacéutica y en algunas jurisdicciones, la asunción de la autoridad para prescribir medicamentos en situaciones definidas.

En los Estados Unidos, por ejemplo, el gobierno federal y al menos 40 estados individuales tienen actualmente reglamentos que autorizan la gestión conjunta de la terapia farmacológica por los farmacéuticos, incluso en el Reino Unido, en 2001 se aprobó la prescripción suplementaria por estos.

La gestión colaborativa de la terapia farmacoterapéutica y los modelos de prescripción suplementaria requieren asociaciones o colaboraciones entre médicos y farmacéuticos (modelo de prescripción dependiente).

En abril de 2006, el Departamento de Salud del Reino Unido añadió derechos de prescripción independientes al ámbito oficial de la práctica de los farmacéuticos y en Canadá, los farmacéuticos en algunas jurisdicciones han tenido la capacidad de recetar anticonceptivos de emergencia, pero no otros medicamentos recetados, desde principios del año 2000.

La aprobación de la Ley de reglamentación de la profesión farmacéutica a la profesión sanitaria (mayo de 2006), ha dado lugar a una ampliación del ámbito de la práctica farmacéutica, que incluye el privilegio de recetar medicamentos y hemoderivados y de administrar medicamentos por vía subcutánea e intramuscular.

Ley de farmacia y drogas

La Ley de Farmacia y Drogas (octubre de 2006) define específicamente los nuevos estándares para la práctica farmacéutica y es que los cambios legislativos actuales en Alberta, provincia reconocida como líder en la reforma de salud, han sido disputados por la profesión médica debido a “la confusión y las acusaciones de conflicto de intereses“.

La prescripción farmacéutica es sustancialmente diferente de lo que actualmente se entiende por prescripción entre los médicos y otras profesiones de la salud. Principalmente, los farmacéuticos tienen la opción de decidir individualmente si adoptan o no la autoridad de prescripción en su práctica, teniendo el modelo de prescripción del farmacéutico dos categorías diferentes de prescripción.

La primera categoría que se puede llamar “adaptar una receta“, define el tipo de prescripción que es más ampliamente aplicable a los farmacéuticos.

En esta categoría de prescripción, tanto la evaluación del paciente como la decisión de implementar la terapia farmacológica son realizadas por un médico u otro profesional de la salud y es que al farmacéutico autorizado, que ha obtenido el consentimiento informado del paciente, se le permite hacer cambios en la receta original, pero no en las renovaciones de la receta, incluso se permiten sustituciones genéricas o terapéuticas o cambios en la dosis o forma de terapia farmacológica según sea necesario para satisfacer las necesidades farmacoterapéuticas únicas del paciente.